¿Debemos prohibir la tecnología en vacaciones? Consejos para padres de Familia

¿Debemos prohibir la tecnología en las vacaciones?

Consejos para Padres de familia

Llegan las vacaciones y es el momento de conectar en familia. Pero a veces los niños “de tan conectados en pantallas, parecen estar desconectados…pero de sus parientes cercanos”
Aquí se sugiere una pregunta: ¿Debemos prohibir la tecnología en  las vacaciones?
Como bien sabemos, todo lo que se prohíbe genera resistencia en niños y jóvenes; lo que debemos lograr como adultos es invitar al “buen uso” de la tecnología: ¿Cuándo y cuánto?

https://www.istockphoto.com/es/foto/familia-usando-tel%C3%A9fonos-m%C3%B3viles-en-su-hogar-ni%C3%B1os-padres-la-tecnolog%C3%ADa-gm509351254-85731403

Enseñarles a nuestros hijos a discernir por ellos mismos, seria de gran ayuda; por ejemplo, usar la Tablet o el celular en un viaje o vuelo para que éste no se torne aburrido, es fácil y práctico; pero, si se está en familia, cenando, conversando o en un picnic, no lo será.
De nada nos sirve como padres, ir en contra de algo que se profundiza cada vez más en los niños y jóvenes, como lo es la tecnología.

Podemos pensar: ¿Qué es más valioso: leer un buen libro digital o ver un lindo amanecer? ¿Ver un tutorial que enseña alguna habilidad o tener una buena charla con alguien? Seguramente las dos son excelentes opciones dependiendo del lugar y del momento. Es decir, no pensemos que la tecnología es un “enemigo”, mas bien en pensar en el contenido que consumen los niños, y cuándo lo consumen.

Lo que debemos lograr como padres es entonces, un uso equilibrado, y esto depende de cada familia: “Cuidado con los niños que tienen mas amigos virtuales, que reales”…

Ya no hay fronteras ni de espacio ni de tiempo para los jóvenes de hoy día, ellos se pueden conectar en cualquier momento y desde cualquier lugar, recordemos que hace mucho tiempo, los adultos socializábamos en un bar o nos llamábamos por teléfono o nos hacíamos cartas y este es un cambio radical en la comunicación.

Ahora, una pregunta: ¿Por qué usamos el celular en un sala de espera o en un medio de transporte? Por que necesitamos llenar un hueco y la tecnología lo hace por nosotros, veamos también que nuestros hijos si están todo el tiempo conectados están llenando huecos…¿Cómo y con qué los están llenando?

Como adultos nos damos cuenta de que la tecnología empieza a ser un problema y que debemos intervenir cuando:

  • Los niños y/o jóvenes no se pueden despegar de la pantalla
  • Cuando se enojan o explotan cuando les pedimos que las dejen
  • Cuando se quejan de que están aburridos porque no tienen un celular o tablet a la mano
  • Cuando no pueden deternerse a pesar de lo que les decimos
  • Cuando están tan absortos en un videojuego, que no reaccionan cuando se les habla
  • Cuando dejan un juego enojados, angustiados, agitados o ansiosos, prácticamente la pantalla los controla a ellos.

Debemos reflexionar si el uso de la tecnología reemplaza el contacto con las personas, debilita la posibilidad de hacer amigos o ya no se comunica con sus padres.

También se convierte en un problema, cuando convertimos la tecnología en un “Instrumento de entretención”; por ejemplo, cuando el niño o joven manifiesta estar aburrido y como padre de familia se le dice: “Usa la tablet” y el contesta: “No tiene bateria” y se le responde con un: “toma mi celular”, para que el o ella les permita continuar con sus otras actividades.

¡CUIDADO! Debemos permitir a los niños y jóvenes experimentar el aburrimiento, pues esto les ayudara a ser mas creativos en cualquier contexto. Permitir que jueguen con sus juguetes, dibujar, cantar, bailar o ayudar en los quehaceres del hogar les creara mejores hábitos. Es decir, la pantalla se torna negativa si impulsa al niño a esconderse de la sociedad o que le genere tal adicción que no pueda desprenderse de ella. En estos casos debemos imponer un tiempo limite de pantallas durante el día.

Si como padres nos preocupamos porque durante las vacaciones nuestros hijos están mas tiempo en las pantallas que con nosotros, podemos poner algunas reglas como:

  1. Que el celular, tablet o computador se usen en el hotel o casa vacacional, en la noche (hasta una hora clara y controlada); durante el día podemos compartir la piscina o playa en familia.
  2. Si durante la jornada se lleva el celular, que sea solo para tomar fotos, no para chatear o ver redes sociales.
  3. Alentémoslos a que inviten amigos a jugar esos videojuegos.
  4. Consideremos que ellos jueguen en lugares visibles, donde nos percatemos de cualquier situación frente a los juegos o redes sociales.
https://alanxelmundo.com/wp-content/uploads/2023/12/familia1.jpg

Otro tema importante es el ejemplo que le damos a nuestros hijos: si el adulto no puede desprenderse de la pantalla los chicos van a copiar lo que ven en sus familias. Es como quien quiere que sus hijos desarrollen el hábito de la lectura y ellos nunca vieron a un adulto en sus casas con un libro en la mano.

Preguntémonos como padres: ¿Que estarían haciendo nuestros hijos si no estuvieran frente a la pantalla?, Tal vez jugando, leyendo o haciendo algo creativo. Es por ello que cuando planeemos las vacaciones, es importante asegurarnos de llevar juegos de mesa, contratar excursiones, tener claro lo que se va a hacer durante ellas, pues es la mejor manera de alejar a los niños y jóvenes de las pantallas, teniendo cosas interesantes y novedosas por hacer.

En definitiva, las pantallas generan diversión asegurada de manera rápida y efectiva; entonces el tema siempre será, hacer buen uso de este recurso y en este caso cada familia tendrá que ver que le funciona y que no. ¡No se desanimen! y Felices Vacaciones.

Fuente: www.infobae.com

Imagenes: Tomadas de Google Images

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TOTAL VISITAS :35