La Recreación y el Deporte, una mirada desde el tiempo de ocio

 

La Recreación y el Deporte, una mirada desde el tiempo de ocio

El artículo 52 de la Constitución Política de Colombia de 1991 ampara el derecho a la recreación, el deporte y el aprovechamiento integral del tiempo libre. Desde allí, todo espacio social y, especialmente, educativo debe fomentar este tipo de ejercicios con el fin de propender por el bienestar de las personas, en particular, en su etapa inicial de vida y formación, o sea, la infancia y adolescencia. Actualmente, los colegios se han comprometido con el cumplimiento de esta facultad de amparo constitucional; sin embargo, en época de vacaciones muchos estudiantes no saben cómo efectuar la recreación y el deporte en sus tiempos de ocio. Lastimosamente, debido a las nuevas tecnologías y las nuevas formas de entretenimiento, el sedentarismo es hoy preponderante.

Según la fundación Más Vida, la importancia del deporte frecuente y especializado tiene diez (10) efectos principales:

1) Aumenta su crecimiento; 2) puede corregir posibles defectos físicos; 3) potencia la creación y regularización de hábitos; 4) desarrolla su placer por el movimiento; 5) estimula la higiene y la salud; 6) le enseña a tener responsabilidades; 7) ayuda a superar la timidez; 8) frena impulsos excesivos; 9) se vuelve más colaborador y menos individual; 10) produce un aumento generalizado del movimiento coordinado. (2019).

Estos enormes beneficios que otorga el deporte no solo permiten el buen desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, sino que también mejoran el soporte moral en la formación como personas. En tiempos de vacaciones, cuando se interrumpen este tipo de programas deportivos se interrumpe, así mismo, el mejoramiento individual del estudiante. Por ende, en los programas educativos no solo se deben implementar clases de acondicionamiento físico, sino también debe haber una veeduría o seguimiento de la continuación de los programas en casa.

Conoce la recreación deportiva - Parques Alegres I.A.P.Igualmente, como bien se dice que la educación es en casa y que los colegios simplemente se encargan de la formación, de mano de esta afirmación, también deben las familias, desde temprana edad, ayudar a que los niños, niñas y adolescentes germinen en su ser hábitos voluntarios de deporte, ya que, a pesar de que casi siempre padres de familia inscriben en diferentes prácticas a sus hijos, normalmente, no son por voluntad, sino por simple obligación. Este fenómeno demuestra que al momento de fomentar el ejercicio físico no solo se debe buscar que se “haga”, sino que, por medio del diálogo, escuchar pasiones y gustos para que el deporte sea de compromiso y no de un sencillo cumplimiento.

De la misma forma, la recreación para el aprovechamiento del tiempo libre, vía juegos y dinámicas individuales sociales, fuera de las herramientas tecnológicas y/o virtuales adictivas, es promotora del desarrollo y la integración social, del sentido de pertenencia, de la formación en valores y virtudes, la convivencia, del estímulo del cerebro, del incremento de la autoestima, la disciplina y la reducción del estrés (ASOCOLDEP, 2019). Desde esta perspectiva, la recreación también permite que los niños, niñas y adolescentes se segreguen de su cotidianidad y ahonden en diferentes espacios que les permitan explorar en diferentes mundos de aprendizaje individual y formación desde el compartir con la comunidad.

Teniendo todo lo anterior en cuenta, a pesar de que el deporte y la recreación se muestran bastante prometedores para la infancia y la adolescencia, debe ser importante también considerar la problemática desde el tiempo de ocio en vacaciones, en la individualidad de cada persona, cuando no se llega a practicar constantemente alguna actividad formativa y/o de mejoramiento físico. Los nuevos contextos hacen que los niños, niñas y adolescentes han hecho que se dejen en un plano rezagado a las prácticas deportivas y a las actividades dinámicas, lo que ha realzado también problemas en la empatía, en las capacidades físicas y en el trabajo en equipo, así como en las aptitudes psicotécnicas.

Bajo este fenómeno, se deben hacer campañas publicitarias de los diferentes deportes como el fútbol, el baloncesto, el tenis, el voleibol, etc., para que la especialización de prácticas, desde el fomento y la escucha de pasiones, hagan que cada persona de esta población menor se apasione y se comprometa totalmente en un ejercicio plenamente beneficioso para su futuro y su formación como persona. Del mismo modo, al ser parte de juegos que profundicen en habilidades blandas y motrices permitirá que, desde la colectividad, se establezcan nuevos espacios de creatividad e interacción enriquecedores para las generaciones de adultos y profesionales venideras.

En suma, deben hacerse planes que en vacaciones refuercen las actividades deportivas y de recreación que se realizan en el diario de un estudiante común. Así pues, desde el fomento de este tipo de estrategias, los niños, niñas y adolescentes se seguirán formando físicamente y en valores, factores que son esenciales para el desarrollo de sociedades eficientes y armónicas. Del mismo modo, son trascendentales estas prácticas, ya que se evitan muchos problemas de salud y se elimina el sedentarismo y la pereza psicológica en las personas. Hacer deporte y recrearse deben ser parte de los proyectos de vida de las personas y esto se debe educar en casa y formar en cada institución educativa, independientemente sea época de estudio o no (en vacaciones).

 

Referencias

Asociación Colombiana de Educación Privada (ASOCOLDEP). (21 de octubre de 2019). La importancia de incluir el deporte en la educación. [Educación]. Recuperado de https://www.asocoldep.edu.co/2019/10/21/la-importancia-de-incluir-el-deporte-en-la-educacion/

Constitución Política de Colombia. [Const.]. Artículo 52. (1991). Colombia.

Fundación Más Vida. (02 de mayo de 2019). La importancia del deporte en la educación infantil. Recuperado de https://www.fundacionmasvida.org/deporte-en-la-educacion-infantil/

 

 

 

TOTAL VISITAS :24