Recomendados Cine Frances

El Cine Francés: Arte y Diversión para la familia

Decía Charles Chaplin que un día sin diversión o sin reír es un día perdido. Y tras ese propósito, el presente artículo, busca rescatar en su esencia más pura y con infinitas creces, la reivindicación del séptimo arte como plan de escape, de diversión o simplemente como una excusa para el esparcimiento, el drama o la risa en buena compañía.

En su concepción más simple, el cine en todos sus matices es una alternativa funcional a cualquier espacio o situación de descanso, pero no hablaremos de cualquier producción fílmica, haremos énfasis especial en el cine francófono, que en su sentido más puro, permite que el espectador vea en la pantalla a un amplio de dramaturgos, espías o humoristas en el sentido laxo, usual, y a veces profano de cada uno de estos géneros. No obstante, el Cine Francés ha logrado desarrollar la virtud de provocar amor y profundo gusto por la espontaneidad con que genera y entrega reflexiones simples, y a la medida de todo espectador.

Entre muchos posibles catálogos de definiciones, podemos ubicar al Cine Francés en sí mismo, como una original apoteosis del arte y una genial expresión del carisma y la “sofisticada alegría” francesa. Pero, más allá de ello, como una alegoría manifiesta y diseñada para hacer del espectador un filósofo, un pensador, y un intelectual intérprete y crítico de cine, que observa cada pieza con el brillo propio que merece, pues en su contenido nos lega una idea profunda, una enseñanza, una crítica o sencillamente un profundo mensaje para la vida.

Hoy, este articulo pretende hacer mención a las 4 piezas del séptimo arte francófono, que en una opinión personal, deberían hacer parte de aquella colección de cortos, que se programan en las funciones de los días vacacionales; filmes, que sin importar si contamos o no con un profundo dominio de la lengua francesa pueden ser vistos, comprendidos y disfrutados.

  1. Amelie (Le fabuleux destin d’Amélie Poulain):

 

Dirigida por Jean-Pierre Jeunet, esta película cuenta la historia de Amélie, una mesera en Montmartre, que está decidida a cambiar su vida y la de la gente a su alrededor cuando encuentra una caja escondida 40 años atrás. Lo fascinante de esta cinta, además de la anécdota que narra y su banda sonora, es el profundo pero crítico y coherente sentido surrealista que deja ver en su guion

  1. La Famille Bellier

Esta es una película que discurre por los senderos de la tierna y en ocasiones compleja realidad familiar. La familia Bélier narra la historia de una familia conformada por padres, que son sordomudos, por un hijo, igualmente sordomudo y por la joven hija Paula, quien no es sordomuda, y que además cuenta con fascinantes aptitudes musicales. La historia, de por si cautivadora se desenvuelve en los parajes rurales de un pequeño pueblo francés, dedicada a la producción de leche y de quesos, en un negocio familiar. Paula desempeña un papel vital con su capacidad para entender el lenguaje de los sordos, servir de puente de comunicación entre su familia y el mundo exterior y asumir todo tipo de tareas en la empresa familiar, contribuyendo a la carrera política de su padre, y poniendo en jaque sus sueños, al relegar sus intereses musicales por el bien de su familia.

  1. Les choristes

Los Coristas se enmarcan en el periodo de la Posguerra, y muestra la vida de un profesor de música que comienza su nuevo trabajo como vigilante en un internado. El director de la escuela, con poca autoridad, consigue ayuda del profesor y, con esfuerzo, descubre que la música atrae a los alumnos y entonces decide iniciar el quijotesco proyecto de crear un coro juvenil masculino. Una película conmovedora que narra la historia de cómo este profesor cambia para siempre la vida de sus alumnos, desarrollando su incalculable potencial musical.

  1. Intouchables

 

Seguramente, el filme francés más popular de los últimos años. Basada en una historia real, Intouchables cuenta la inigualable historia de amistad entre un cuadripléjico millonario y su cuidador, un joven habitante de los suburbios de París. Lo verdaderamente increíble de esta historia es que dos hombres que no tienen nada en común logran construir un puente para comunicarse y formar una relación inquebrantable.

Sin mayores dotes de retórica, pero con una sensibilidad inigualable, el cine francés ha permitido iluminar y comprender de manera dramática, cómica y profunda la concepción popular sobre la vida, recreada desde la sobriedad característica de la cultura francesa, nos muestra algunos apartes de la realidad con profunda sencillez y pureza, destacando en  su elaboración y guiones un carisma artístico y una habilidad histriónica y teatral inigualable.

Asi pues, concluimos esta experiencia cinematográfica, en la que se ha querido destacar la esencia del cine francés: sus palabras y su esencia, su puesta en escena, su lucha a favor de la sana comedia, su pensamiento agudo, su crítica sin tapujos, y su sensibilidad frente a la población más vulnerable de la sociedad, desde una expresión artística visionaria, creativa y apta para todo público, y propicia para las tardes dominicales de recogimiento y unión familiar, en las que no sólo departimos, sino que también, hacemos homenaje a Chaplin, buscando la risa y la diversión, hasta en los acontecimientos y recursos más simples.

Salut!

Leidy Tatiana Murcia Pacheco – Docente de Francés

Fuente:

https://www.filmaffinity.com/co/listtopmovies.php?list_id=912
https://www.infoidiomas.com/blog/8197/las-mejores-peliculas-para-aprender-frances/