LA FERIA DEL LIBRO Y SU IMPACTO SOCIAL

En Colombia, asistir a la feria del libro es una tradición que se ha venido haciendo visible todos los años en la ciudad de Bogotá; dicho evento cultural, pedagógico, intelectual y social, cada vez tiene más impacto en las personas sin importar su edad. Miles de colombianos están cada año a la expectativa de este evento, en donde se hace alusión al 23 de abril, día de luto para las letras y homenaje Miguel de Cervantes Saavedra ilustre autor del Quijote.


Desde su creación, la Feria es el evento editorial y cultural más relevante de Colombia. La Feria Internacional del Libro de Bogotá se realizó por primera vez el 29 de abril de 1988, cuando los editores, distribuidores, libreros, escritores y profesionales de otras áreas relacionadas con el libro se reunieron por primera vez en la capital colombiana. Desde entonces, la Feria ha sido la cita anual más relevante para el fomento de la lectura y el desarrollo de la actividad editorial. Año tras año, la Feria se ha encargado de impulsar el desarrollo editorial y ser el motor de la lectura, promoción y comercialización del libro en Colombia y en los mercados de los demás países hispanoamericanos.


¿Por qué es importante asistir aunque sólo se realice una vez al año? Porque es la “puesta en valor” de nuestro idioma. Cada idioma refleja una estructura de pensamiento, es como una impresión digital que puede ser imaginativo, sonoro, rico, conciso o utilitario.
Siendo la herramienta y lugar de encuentro entre el ser humano y el significado o si se quiere entre el ser humano y la realidad, a este hace parte el lenguaje que es mucho más que una actividad mental ya que lo vamos creando y el a su vez nos va creando, somos los que nos hablamos y nos hablan, somos prisioneros libres, creadores creados, dueños esclavizados de nuestra capacidad lingüística.
Desde esa perspectiva se puede asegurar que la feria del libro es un evento cultural e industrial muy importante en nuestra ciudad que comparte y hace visible a través de diferentes pabellones en relación a una temática anual.
Aunque parece ser una tendencia moderna, no lo es. Su origen se da hace 31 años. Hoy en día se cuenta con pabellones nacionales e internacionales llenos de sorpresas y epicentro de un conjunto significativo de eventos culturales paralelos en toda la ciudad: ciclos de espectáculos musicales, muestra de las películas basadas en obras literarias y exposiciones de arte contemporáneo.


No cabe duda que la feria del libro es el lenguaje cultural e intelectual, la totalidad de las enunciaciones que pueden producirse en una comunidad de habla o tal vez la capacidad humana de comunicarse mediante un sistema de signos sonoros articulados e imaginarios a través de la expresión que moldea la realidad, el hombre hace uso de la lengua sin ser consciente de su enorme poder, tanto en el ejercicio profesional como en la vida diaria, es necesario entender el lenguaje como un medio para lograr un fin.
Y no es de extrañar su durabilidad, si tenemos en cuenta que la Feria permite impulsar el desarrollo editorial y ser el motor de la lectura, promoción y comercialización del libro en Colombia y en los mercados de los demás países hispanoamericanos. En fin, la feria del libro se convierte en ese espacio no solo cultural, sino intercultural a nivel nacional e internacional.