Hábitos de estudio

HÁBITOS DE ESTUDIO Y TAREA EN CASA

Los niños no nacen con los hábitos de estudio necesarios para tener éxito en la escuela. Al contrario, tienen que aprenderlos. Cuando comienzan la escolarización requieren de ciertas habilidades para lograr el éxito. He aquí algunos consejos que los padres pueden seguir para contribuir en el buen desempeño académico de nuestros niños, niñas y jóvenes

 

  • “ENTRE MÁS PRONTO, MEJOR”. Comienza desde muy temprana edad leyéndoles cuentos de acuerdo a su edad y que les interesen. Está comprobado que el hábito de la lectura contribuye al éxito en el estudio.

 

  • ESTIMULA SU CURIOSIDAD. Trata de exponer a tu hijo a diferentes actividades y experiencias que estimulen su curiosidad, además de responder con claridad a todas las preguntas que te haga. Dedica tiempo para explorar juntos los diferentes portales en internet. ¡Aprendan juntos! De esta manera, no solamente estarás estimulando su curiosidad, sino fortalecerás los lazos afectivos.

 

  • ESTABLECE UN HORARIO. Si trabajas y tienes poco tiempo, es mucho mejor establecer un horario donde tu hijo sepa que estarás dispuesto a ayudarlo a resolver dudas.  Es muy importante que sepa que la tarea debe ser realizada por él mismo después que llegue de la escuela.  Permítele involucrarse en la elaboración de este horario, y establezcan juntos los límites de tiempo. Mantengan el horario acordado, la frecuencia crea el hábito, lleguen al acuerdo que estés o no estés, la tarea debe hacerse.

 

  • SI EL HORARIO NO FUNCIONA…TENGAN “UN COMODÍN”. Dos periodos cortos de estudio pueden ser más efectivos que uno muy largo. Establece con tu hijo este horario “comodín” y explícale que solamente funciona cuando hay razones de peso para hacerlo. (Visita inesperada al doctor, alguna novedad familiar o enfermedad).

 

  • LUGAR DE LAS TAREAS. No solamente se debe buscar que las tareas se realicen a la misma hora, también se debe ofrecer al niño un lugar tranquilo, cómodo, y sin ningún tipo estímulo que genere distracción (televisión, radio, celular, juguetes, etc). Asegúrate que siempre tenga el material necesario para realizar sus labores académicas.

 

  • AYÚDALO A ORGANIZARSE. Una vez que tengan el horario establecido, elaboren una cartelera con el mismo. Dispongan un lugar para que esté a la vista de todos, de tal forma que si no estás en casa, cada quien sepa las actividades que se realizan, así no te llevarás sorpresas a tu regreso, ni tu hijo tendrá el pretexto de decir ”no me acordé..!” Poco a poco se irá acostumbrando a seguir el plan establecido y esto le permitirá disfrutar del tiempo restante. Felicitarlo por los esfuerzos y logros es importante también.

 

  • OFRECE TU AYUDA. Antes de empezar con las tareas, es necesario aclarar cualquier inquietud que manifieste,  asegúrate que entienda bien lo que debe hacer. Hazle saber que la tarea es de él y que por ningún motivo tú serás quien la haga.  Orientar y exigir calidad garantiza óptimos resultados.

 

  • ÉL ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE LA TAREA. No puedes obligar a un niño a que estudie, ellos deben aprender a asumir sus responsabilidades. De acuerdo a la edad y al grado, las horas de estudio van aumentando. Déjalos asumir las consecuencias de su irresponsabilidad con las labores académicas y no los protejas ni soluciones siempre sus pequeños problemas.  Tu papel es solamente enseñarles con el ejemplo, lo que es la responsabilidad, motivarlos y siempre apoyarlos.

 

  • DALE UN RESPIRO. Si al estar haciendo la tarea tu hijo da muestras de frustración, dale un “tiempo fuera”, esto le dará un respiro para luego concluir lo que dejó sin terminar. No prolongues demasiado este tiempo, de tal forma que promueva realizar otras actividades, es simplemente un momento para reflexionar, descansar y tomar aire para seguir haciendo la tarea.

 

  • RECONOCE SIEMPRE SUS LOGROS. No hay niño que resista el dulce sabor del éxito y si tú lo elogias cada vez que tenga un gran o pequeño logro, jamás querrá dejar de disfrutar de ello. Trata siempre de ver lo bueno en cualquier trabajo, y verás que poco a poco se acostumbrará a esto y por costumbre lo seguirá haciendo siempre, sin esperar nada a cambio.

A medida que nuestros hijos adquieran buenos hábitos para estudiar, desarrollarán al mismo tiempo la responsabilidad y autonomía que necesitan para alcanzar éxito en la escuela y en la vida.

 

http://juliaborbolla.com/habitos-de-estudio-y-tarea-en-casa/