UN MUNDO EXTRAÑO

UN MUNDO EXTRAÑO

En una tarde lluviosa como solían ser, una joven llamada Liza estaba sentada al lado de la ventana de su casa. Mientras miraba hacia la ventana pensaba en lo sola que se sentía ya que su madre no tenía tiempo para ella y su padre había fallecido 1 año después de ella haber nacido.

Liza era una joven estudiosa a la cual le gustaba compartir tiempo con sus amigos. Liza tenía curiosidad por saber cómo era su padre, así que decidió ir al sótano de su casa a buscar algunas imágenes en las que él pudiera estar. Al bajar al sótano empezó a buscar algún álbum o algo que le diera una pista, encontró viejos juguetes con los que solía jugar. En una esquina había algo cubierto, tenía una gran tela roja encima. Al ver esto le causó curiosidad, así que se dirigió hasta tal objeto, pensó si debía levantar la tela o no. Luego de unos pocos segundos se decidió a hacerlo, y cuando extendió la mano para levantar la tela, escuchó un ruido en la puerta de la casa, así que fue a ver que era.

Ilustración: Gabriela Abella

Cuando llegó a la puerta de su casa la abrió y no había nadie afuera, así que la cerró, al voltearse para volver al sótano vio que había un gato gris al frente de ella, así que le dio comida y cuidó de él. Al día siguiente como era su rutina diaria, iba a la universidad desde las 7:00 A.M hasta las 3:00 P.M, al terminar la jornada se fue a su casa. Al entrar y dejar sus cosas se dio cuenta que el gato no estaba y fue a buscarlo. Buscó por todas partes y no lo encontraba, solo le faltaba buscar en el sótano.

Al llegar al sótano le pareció ver una sombra, así que fue a ver que era. La sombra la dirigió hacia el objeto que intentó ver el día anterior. Al parecer el gato estaba detrás de la tela y decidió quitarla.

Era un espejo muy grande y estaba cubierto de polvo, en una esquina del espejo vio al gato. El gato estaba de revés y pensó que el gato estaba detrás de ella pero no. Se acercó más para verlo y notó algo raro en el espejo, después se tropezó con algún objeto, se calló y quedó desmayada.

Cuando despertó, estaba en un mundo extraño, no reconocía nada de lo que había en él, se preguntaba ¿Cómo había resultado en algo así? O si era su imaginación, luego caminó por un largo tiempo y le pareció ver nuevamente la sombra que la llevó a ese mundo extraño.

Ella comenzó a seguir esa sombra extraña, después de un rato descubrió que tal sombra era un gato, ella solo quería saber dónde estaba, qué era ese mundo extraño y si en verdad era real. Al decir eso en voz alta, el gato volteó a verla y le dijo con un tono rudo que estaba en el mundo detrás del reflejo. Al escuchar al gato hablar, se asustó, pero también se sorprendió.

Al ver esto tuvo la gran curiosidad de saber por qué el gato podía hablar, así que le pregunto. El gato aburrido de tantas preguntas le responde que en ese mundo muchas cosas son posibles. Ella quiso saber más sobre aquel mundo que tenía cualquier clase de animales, desde los que se conocen en el mundo normal hasta todos combinados entre ellos , así que siguió al gato para saber más de aquel mudo extraño

Pasaron las horas y él le platicaba de su último encuentro en ese espejo, y que por esa razón estaba en esa casa, también le comentó acerca de su padre, él fue quien diseñó ese espejo y quien también fue uno de los primeros en entrar en él, solo que habían rumores de que él no había podido salir de ahí y nunca encontró la salida, y otro rumor decía que el padre había muerto para lograr que ese mundo se volviera más poderoso de lo que había sido antes. También le comentó que era imposible salir de ese mundo, él fue el único que logró salir una vez, pero no recuerda nada, y volvió para saber qué había pasado y saber la razón por la cual se fue.

Liza al escuchar eso, se sintió feliz al saber algo sobre su padre, pero cuando escuchó que no había manera de salir, se alarmó…

Por:

Mariam Carolina Maz Duque

Valentina Torres Galviz  9E