LAS AVENTURAS DE LAS GEMELAS

LAS AVENTURAS DE LAS GEMELAS

Juana y Jimena eran dos gemelas idénticas, se encontraban en grado noveno y despertaban gran interés en las ciencias. Cuando llegaban del colegio se encontraban con su madre quien les tenia listo el almuerzo;  luego de almorzar  se cambiaban y salían detrás de la casa donde tenían un escondite secreto que solamente ellas conocían. En ese lugar realizaban diferentes actividades y planeaban hacer experimentos.

Ilustración: Gabriela Abella

Una noche planearon salir de la casa para realizar un experimento pero fue fallido porque su madre enfermó y no pudieron salir. Al tercer día todo estaba listo para salir, sus padres se habían acostado y era el momento justo para salir; salieron por la ventana trasera al escondite.

Juana quería un aparato donde ella podría transportarse o transportar objetos de un lugar a otro y Jimena la apoyo, así que pasaron toda la noche planeando como realizarlo y así sucesivamente durante cinco meses.

Jimena tenía una amiga llamada Salome quien notaba cansadas con ojeras y pensativas a las gemelas, e inicia una investigación sobre lo que estaba sucediendo. Esa misma tarde se fue detrás de las gemelas dándose cuenta del escondite que tenían; salió corriendo en busca de Carlos un niño que estudiaba también con ellas; le comento lo que estaba pasando con las gemelas y el escondite que había encontrado.

Carlos le pidió que la llevara al escondite para saber lo que estaban planeando o lo que hacían en ese lugar, Salome le respondió que irían al otro día después de salir de clase. Efectivamente al día siguiente  se encontraron Salome y Carlos dirigiéndose a la casa de las gemelas; llegaron al escondite antes que las gemelas.

Se sorprendieron porque encontraron una maquina con el título “Don´t wolk take this”. A Carlos le dio curiosidad por saber qué había dentro; en esos momentos escucharon las risas de las gemelas, entonces Salome se escondió detrás de la máquina y Carlos se metió dentro de la máquina.

Jimena inicio una programación a la máquina con la computadora ultimando detalles. Ese preciso día las gemelas tenían planeado transportar un objeto. Juana conectó los cables de la máquina al computador y cuando todo estaba listo para meter el objeto salió Salome del escondite gritando…”paren paren…” Jimena se asustó y presiono la tecla enter dando inicio al proceso de la máquina.

Las gemelas asustadas y sorprendidas le preguntaron a Salome qué hacía ella ahí aterrorizada, Salomé les dijo que Carlos estaba dentro de la máquina, se miraron las gemelas a los ojos y se dieron cuenta que estaba la máquina transportando a Carlos a un lugar desconocido, intentaron  apagarla y desconectarla, pero todos los intentos fueron en vano porque ya se había realizado la activación.

Entre tanto Carlos se encontraba  asustado, nervioso y angustiado sin saber a dónde lo llevaría.

La máquina se detuvo; esperando unos minutos Carlos abrió la puerta observando que estaba en un desierto y al mirar hacia su izquierda se encontró con un letrero que decía “Bienvenidos al desierto de la Tatacoa” en esos instantes se cerró la puerta y nuevamente emprendió un nuevo viaje. Entre tanto, las gemelas realizaban intentos para regresar la máquina sin saber que ya venía de regreso.

Sonó un gran estruendo en el patio de la casa; dándose cuenta que la máquina estaba de nuevo en casa. Abriendo rápidamente la puerta notaron que Carlos estaba dentro de ella con nuevas experiencias e historias que contar.

Todo el vecindario y la escuela supieron del gran experimento que habían realizado las gemelas.

Se volvieron famosas  e iniciaron  la carrera de científicas.

Por:

Valentina Robayo Usaquen

María Alejandra Díaz Peña 9D