LA AVENTURA INESPERADA

LA AVENTURA INESPERADA

Era 2007 en Inglaterra cuando un día lucia López Suárez llegaba de manera normal de su trabajo a casa. Entró a su casa y a la primera persona que vio fue a Nicolás López Suárez (su hermano), al llegar a la cocina se encontró con Camilo

López (su padre) quien le dijo que ya no había recursos para mantener a la familia, más adelante se encuentra con Marta Suárez (su madre) que estaba muy enferma. De repente le entró una llamada de su jefe, ella contestó y él le dijo  a quien estaba al otro lado de la línea, que podría subir de cargo  si encontraba algo nuevo para la empresa en una isla desconocida, ella aceptó, empacó sus maletas y se subió a un tour en un barco. Al pasar una semana, por fin llegó a una isla no antes vista. Armó un hospedaje, desempacó y se puso a explorar la isla. Pasadas las horas descubrió que esa isla era perfecta, lo que ella estaba buscando, al recostarse en un árbol todo empezó a cambiar mágicamente: los pájaros eran fucsia y con diferentes colores (muy llamativos), botaban muchos brillos al volar, tigres que volaban, serpientes y tiburones que podían caminar fuera del agua.

 

Ella iba describiendo cada cosa que veía (de todo), demorándose una semana, cada vez que tocaba un árbol cambiaba todo y cuando lo soltaba volvía a su normalidad.

 

Al recoger sus maletas y subir al barco, llegó a casa y notó que su nevera estaba llena de comida, al ir a la pieza de sus padres notó que su madre se había mejorado y que ya no estaba enferma, toda su familia estaba feliz de volverla a ver, con todo esto sentía que ella no era la misma de antes, que algo dentro de ella había cambiado.

Revisó toda la información recogida y llamó a su jefe, le contó todo lo visto, él mismo quiso ir a ver, así que ambos tomaron un barco y salieron en busca de la isla. Al llegar, ella le mostró lo que sucedía al tocar un árbol, pero esta vez, le dio curiosidad por saber qué cosas nuevas pasarían al entrar al agua. Ella se acercó lentamente para no perder los detalles que sucederían, pero al tocar con una parte de su cuerpo el agua, fue atraída por la misma y no podía regresar, al venir una ola se hundió…

 

 

 

 Por:

Manuela Vásquez Ortiz

Stefania Bayona Rincón 9B