La estrella de Belén

Se acerca la navidad y con ella conmemoramos la venida de Jesús, quien nació en Belén en días del rey Herodes. Cuando Jesús nació vinieron de oriente a Jerusalén unos magos, quienes preguntaron por el rey de los judíos.

“Ellos, después de oír al rey, se fueron. Y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre donde estaba el niño.  Al ver la estrella, se regocijaron con gran alegría.” Mateo 2:9-10

 

Para entender esta historia, debemos comprender el contexto de esta época. Si nos preguntamos ¿Quiénes fueron los magos? Probablemente podemos decir que fueron  reverenciados astrónomos, astrólogos y consejeros de la Corte, que realizaban predicciones a sus patrones reales, basados sobre sus estudios en las estrellas. En esa época los magos pasaban de Corte en Corte y no era inusual para ellos viajar grandes distancias para poder asistir a nacimientos y coronaciones de reyes. Sin embargo, es interesante  ver cómo los reyes magos siendo guiados a través de la estrella de Belén lograron encontrar al rey que estaban buscando en un pesebre.

 

 

¿Qué saben los astrónomos sobre la estrella de Belén?

Entre varias hipótesis que se han generado sobre el tema, estudios astronómicos y bíblicos sugieren que  el misterioso símbolo o evento astronómico, el cual se dio el 6 a.C., no fue una estrella como tal, sino una alineación planetaria que se presenta cada 2000 años aproximadamente.

La mejor explicación de astrónomos, es algo conocido como una triple conjunción entre Júpiter y Saturno: ambos planetas se acercan en el cielo tres veces durante un corto período. Esto ocurre cuando hay una alineación entre el Sol,  la Tierra,  Júpiter y  Saturno.  Júpiter, Saturno y la luna juntas representan el nacimiento de un rey con un destino especial, mientras que Saturno es el símbolo del inicio de la vida.

En conclusión, son muchos los estudios realizados alrededor de la estrella de Belén con el fin de conocer su verdadero origen; sin embargo, lo más importante es recordar que la estrella de Belén fue un símbolo muy especial asociado al nacimiento del niño Jesús, el cual llenó de gozo y felicidad a la humanidad.