De las aguas profundas a las cumbres del éxito

Juliana Pacheco Amaya o Julipa, como la llaman sus amigos, es una estudiante summerhillista de 14 años, que ha dedicado la mayor parte de su vida a la práctica de la natación, espacio que le ha dado quizá los mayores logros y satisfacciones, y que a su vez a su corta edad, le permiten relatar una larga historia de experiencias que ha construido a través del deporte. Por esto y más, esta joven y celebre deportista, nos cuenta la historia de su pasión por la natación y la forma en que logra mezclar su vida de deportista de alto rendimiento, con sus estudios, que actualmente cursa en el grado 9D.

Juliana es una niña carismática, que narra su experiencia deportiva como parte de un proceso que le ayudó a recuperarse de una displasia de cadera. No obstante, de una situación compleja a sus cortos 18 meses de edad, nació un basto entramado de situaciones que la sumergieron de manera cada vez más profunda en el mundo de la natación, y que como paraje inamovible, la convirtieron en una deportista de nado sincronizado, con una larga lista de competencias y reconocimientos deportivos; Como dato curioso, esta magnífica y carismática estudiante ha competido en Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juego Suramericanos y diversos abiertos de natación en México, competencias de las cuales, ha siempre obtenido una gran participación y que hoy permiten a Julipa soñar con una futura participación en mundiales de natación y juegos olímpicos, de los cuales, como siempre, espera y anhela con ansias obtener excelentes resultados.

El mandamiento de su deporte puede reducirse en lo que ella llamaría, disciplina y constancia, como un factor fundamental para lograr hacer que una coreografía se eleve a la perfección, así como el trabajo en equipo, para lograr un desempeño perfecto en aquellos casos en los que la participación es grupal. Esa es la clave que para ella, casi 13 años después de dar su primer brazada, le han permitido alcanzar una de las tantas cúspides que su carrera deportiva le deparan, y que hacen que sea motivo de orgullo para sus padres (quienes además son su joya del mar y máximo apoyo), amigos, familiares, entrenadores y demás personas que son conscientes y co-participes de sus muchos éxitos.

Hoy día Juliana a sus cortos 14 años, puede mencionar con orgullo que ha hecho parte de la Selección Colombia de Natación, trayendo para nuestro país medallas de oro, plata y bronce, que colgarán por siempre en el aparejo de sus éxitos deportivos, y serán además la carta de presentación de los futuros reportajes que se harán a su nombre, cada vez que se sumerja de manera profunda en las aguas, y realice presentaciones que sin duda, la llevarán a la cúspide de esta disciplina deportiva.

Dedicar esta breve columna a relatar y hacer un pequeño homenaje a Juliana, tiene su origen en dos hechos. El primero rememorar la fortaleza y determinación de una pequeña que en sus inconscientes 18 meses de vida encontró en la natación una respuesta a una afección que de una u otra forma afectaba su calidad de vida y que la llevó a descubrir un entramado de posibilidades que hoy van tatuadas a su alma y corazón; y que además le han convertido en una deportista de alto rendimiento. El segundo hecho relacionado con la importancia de la disciplina y la autogestión como parte del vaticinio de una vida de éxito, un mensaje abierto a la comunidad no solo del Summerhill School, sino de todo el país como prueba reina de que “Quien quiere puede”, una afirmación que Julipa revalida con cada brazada y justifica con cada uno de los éxitos que ha alcanzado en su corta edad.

Más que para enumerar sus logros y hacer mención a su corta, pero impecable carrera deportiva, esta columna ofrece un breve vistazo a la vida de una estudiante y deportista excepcional. Y se escribe como una herramienta para reconocerla, recordarla y transmitir la fuerza inamovible de su espíritu y perseverancia, imprescindibles y siempre presentes en su vida, como un factor ineludible, que la llevará a la cima del deporte de las aguas.

Fuente: https://bit.ly/2kZXY7K

Post Author: Tatiana Murcia