El cine colombiano en tiempos de independencia.

Para empezar el cine colombiano ha resurgido como una comedia de sátiras e indiscretas criticas a los diferentes gobiernos y vivencias cotidianas. Esta vez en la conmemoración de la independencia de nuestra amada patria del sagrado corazón y del cumpleaños de aquella remota ciudad llamada Bogotá,  hay una muestra del cine colombiano que recoge las costumbres y las inigualables expresiones coloquiales que han llegado a oídos de los más reconocidos críticos del cine en el mundo.

La riqueza de estas imágenes radica en esos grandes paisajes que ofrece Colombia y que el director Sergio Cabrera ha adaptado a la pantalla, pero esta vez abordaremos la historia de una casa en el centro de Bogotá;  en lo más icónico de la ciudad, La Candelaria; aquí se mezclan un montón de situaciones y también de personajes del pueblo que todos en algún momento hemos  conocido, desde un trovador paisa hasta un abogado o el llamado tinterillo que en este filme es  apodado “El Perro”, muchas de estas situaciones reflejan el conocimiento de antaño, que es adquirido por medio de experiencias como el Bogotazo y de la época que enmarco 1948.

Sin embargo la cultura popular reconoce que las muestras de cine nacionales,  reflejan realidades que pocas veces son tomadas en cuenta, ya que en el afán de avance nos olvidamos de eso, las experiencias del barrio. 

“La Estrategia del Caracol”  reconocida y afamada en toda Colombia aborda la toma de una casona antigua de la localidad de La Candelaria, que no tenía dueño desde el Bogotazo, pero que de repente  aparece un burgués que dice ser el dueño legítimo de dicha casona, por esta razón todos sus inquilinos empiezan a elaborar una serie de peripecias al mejor estilo del teatro clásico colombiano para poder sacar sus enceres antes del desalojo y así dejar la casa que si no es para ellos, no será de nadie más. Uno de estos personajes, Jacinto Ibarburen interpretado por el español Fausto Cabrera, es la mente maestra, tras la tramoya que montan los inquilinos de aquella vieja casa. Él está involucrado directamente con el majestuoso teatro Colón y gracias a esto se desarrolla la trama de la película, este filme nos deja ver que hay tras el telón, y la riqueza de estas imágenes radica en las formas coloniales de dicho lugar.

Tomada de: https://bogota.gov.co/mi-ciudad/candelaria/teatro-colon-ofrece-visitas-guiadas, (regresan las visitas guiadas al teatro Colon, 27 febrero 2018).

La serie de eventos son la viva imagen del colombiano y lo que se ha construido con el transcurso del tiempo, en lo coloquial y más arraigado de nuestras raíces. Sin embargo, los paisajes capitalinos desde los cerros y las callejuelas del centro histórico conforman la herencia del Cachaco tradicional que en algunos rincones de la ciudad se niega a desaparecer; pues aún fuera de las pantallas hay personajes que sin tener que actuar logran mantener esta trascendental imagen se mantiene en la decadencia de la tecnología.

Esta película en el mes de julio cumplía sus 25 años de lanzamiento,  se reconoce como un documento histórico más recordado por los colombianos, al igual que la independencia de Colombia mantiene unidas las familias de nuestro país, pocas veces se ve en los canales nacionales, pocas veces se proyecta en una sala de cine, pero es y sigue siendo mencionada como el aporte fílmico del pueblo.

A continuación se encontraran con el link donde podran ver el trailer promocional de la pelicula de 1993.

https://www.youtube.com/watch?v=96YDERo1R4g

Post Author: Carlos Andres Vigoya