Curiosas Tradiciones Navideñas

Los países con las tradiciones navideñas más extrañas y curiosas del mundo

 

La navidad es una época de reflexión y reunión familiar que se repite año tras año. Sin embargo, en cada familia existen tradiciones navideñas que en algunos casos resultan muy extrañas y curiosas.

De hecho, ¿sabías que existen países donde los niños suelen atar a sus padres?, incluso, países donde las personas acostumbran darse regalos por trece días. Porque los seres humanos somos maravillosos y llenos de creatividad, a continuación encontrarás los países con las tradiciones navideñas más extrañas y curiosas del mundo.

JAPÓN: KFC para todos.

Hace 40 años gracias a una campaña de marketing, el Coronel Sanders invitó a los japoneses a comprar su pollo frito como cena de Navidad, y desde entonces el día 25 de diciembre los establecimientos KFC se llenan de clientes que siguen esta curiosa tradición transmitida de padres a hijos.

Otro dato curioso de los japoneses, es su costumbre de enviar tarjetas de felicitación navideñas de mil formas y colores excepto las tarjetas de color rojo. Puede que en el mundo el color rojo sea el color de la Navidad, pero en Japón están consideradas de muy mal gusto ya que ellos envían sus notas fúnebres en sobres de color rojo.

YUGOSLAVIA: Atar a los padres.

Dos semanas antes de navidad, los niños y niñas yugoslavos se deslizan silenciosamente hasta sus madres y les atan los pies mientras gritan: “Día de la madre, día de la madre, ¿qué darás para que te dejemos libre?” En yugoslavo esta consigna rima), las mamás se lo toman como muestra de afecto y les dan regalos a cambio de su libertad. A la semana siguiente los niños repetirán la estrategia con su padre, que lejos de enfadarse les hará aún más regalos.

GALES: El ritual de Mari Lwyd.

En algunos pueblos rurales de Gales, es habitual celebrar Navidad con el extraño ritual de Mari Lewyd, que se trata de un extravagante desfile encabezado por el portador de una calavera de una yegua. El vecino elegido amarrará la calavera a un palo, del que cuelga una sábana blanca tras la que se ocultará. En ocasiones, la mandíbula de la calavera tiene muelles para hacer chasquidos cuando la gente pasa por al lado.

CATALUÑA: El Caganer.

El personaje más entrañable de los belenes catalanes y la figura favorita de los niños más traviesos es el caganer. Se trata de una figurita de belén que representa a un pastorcillo con los pantalones bajados y en posición de defecar. Su origen, aunque no está muy claro, se remonta a finales del siglo XVII y principios del XVIII, y se piensa que es un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año que comienza, pues es el encargado de fertilizar la tierra.

AUSTRIA: Krampus.

Este insólito diablo austriaco es el alter ego maligno del mismísimo Santa Claus. Mientras Santa premia con regalos a los niños buenos, el hediondo y malvado Krampus amenaza y castiga a los malos. A menudo es representado llevándose a los niños desobedientes en su canasto para arrojarlos a los terribles abismos del infierno. ¡Cómo para ser travieso en Austria!

GUATEMALA: La Quema del Diablo.

ISLANDIA: Trece días de regalos en los zapatos.

Los yules o jólasveinarnir son personajes navideños típicos del folclore islandés. Estos pequeños duendes o personajes mágicos viven en las montañas y durante los trece días previos a Navidad, bajan hasta el alféizar de las ventanas de los niños holandeses, para llenar sus zapatos de regalos si han sido buenos o con una patata si fueron malos.

ESLOVAQUIA Y UCRANIA: la cucharada voladora.

Algunas zonas de Eslovaquia y Ucrania celebran la navidad con una particular costumbre. Al comienzo de la cena de Nochebuena, cuando toda la familia está reunida, el cabeza de familia o miembro masculino más anciano, lanza al techo una cucharada de loksa, un plato típico navideño hecho con pan y semillas de amapola. Se cree que cuanta más cantidad de loksa quede adherido al techo, más abundantes serán las cosechas del año que comienza.

GROENLANDIA: Comer carne Cruda.

El kiviak un curioso plato navideño típico de Groenlandia, que por alguna extraña razón no ha sido adoptado por otras naciones del mundo. Tal vez sea que el kiviak es un plato preparado a base de carne de ave cruda, enterrada durante varios meses bajo una piedra, enrollada dentro de una piel de foca hasta que ha alcanzado un avanzado estado de descomposición. Aparentemente, huele como un queso azul viejo y su sabor es muy fuerte. Suena delicioso, ¿verdad?

UCRANIA: Telas de araña en el árbol.

En Ucrania, los árboles de Navidad se parecen a los de Halloween porque se adornan con telas de araña, considerados símbolos de buena suerte. Según cuenta la leyenda, hace muchos años una viuda pobre vivía con sus hijos en una destartalada chabola. Eran una familia tan pobre que en Navidad sólo podían permitirse un pequeño arbolito, pero no las figuritas y dulces para decorarlo. Sin embargo, durante una Nochebuena, las arañas que se hospedaban en su chabola tejieron sus telas de seda alrededor del árbol y cuando los rayos del Sol de la mañana las iluminaron, la tela de araña se volvió por arte de magia en hilos de oro y plata, y la familia dejó de ser pobre…

República Checa: El zapato y la boda.

Las mujeres checas tienen una curiosa costumbre navideña para predecir si el año que viene contraerán nupcias. Colocadas de espaldas a la puerta de casa, lanzan su zapato por encima de su hombro derecho, si el zapato cae con el tacón apuntando a la puerta, la mujer seguirá soltera un año más; si lo hace con la punta mirando hacia la puerta deben prepararse porque se casará el año próximo.

 

Fuente: https://lavozdelmuro.net, https://www.cookingideas.es, https://www.whychristmas.com/.

Post Author: panesumm